COSTA QUEBRADA » What it is

The Geologic Park

There are places where awe-inspiring landscapes mask some deeper meanings. Costa Quebrada Geologic Park is one of these rare natural jewels. For decades this natural asset remained overlooked because of the appeal of its coves and golden sand beaches. Located in the green northern coast of Spain, near Santander, it is not only pleasing to the eye, but it also displays a unique assortment of coastal landforms and features that provide the opportunity for both witnessing geology in action and discovering in a very straightforward and simple way the origin and evolution of our planet. The visitor can understand these otherwise complicated facts thanks to brilliant examples along the coastal path. These telling features have the power to inspire, even to the untrained eye, the very same ideas and interpretations that the first geologists gave birth to. Geology here is, definitely, for everyone.

The endless confrontation between the tilted rock layers and the ocean has produced a very diverse group of coastal landforms that lie in a row along a 10-mile long shoreline: Cliffs, arches, islets, coves, beaches, tombolos, sand spits, dunes and estuaries show the constant evolution of coastal areas. A more detailed observation of the rocky outcrops reveals the records of ancient tropical reefs, huge beaches and forests and marine whole ecosystems miraculously frozen in time by preserving minerals, and the mass extinctions that ended them. But not only that. The Park holds many traces of the human bonds to the geologic heritage throughout human history.

Come and enjoy Geology in action!

icono blanco

The icon

Being the most common and well known fossil in Costa Quebrada Geologic Park, we chose Micraster as our icon. This was a heart-shaped sea urchin that had a particular way of life: It dug burrows in the underwater mud at the Cretaceous seas, in the same way as its extant relatives do in similar contemporary environments.

 

What it is

What is Costa Quebrada Geologic Park

El Parque Geológico es una iniciativa de la sociedad civil para dotar a un territorio valioso de una estrategia de desarrollo socioeconómico y cultural respetuoso. Este desarrollo debe poner en valor unos recursos paisajísticos y geológicos privilegiados, favoreciendo el establecimiento de relaciones afectivas y económicas entre los habitantes y el territorio que posibiliten su conservación y mantenimiento como legado.

El Parque Geológico sigue para lograr este objetivo un plan de implantación progresivo según el cual las diferentes dotaciones y servicios van estableciéndose y mejorándose gradualmente, de año en año, estudiando cuidadosamente cada uno de sus pasos estratégicos, e implicando a las administraciones, los sectores y ciudadanos del territorio en una tarea colectiva de crecimiento y mejora continua.

Más sobre 
el territorio

Un territorio valioso

Más sobre el territorio
Más sobre la
iniciativa

Una iniciativa de la sociedad civil

Más sobre la iniciativa
Más sobre la
Estrategia de desarrollo

Una estrategia de desarrollo respetuoso

Más sobre la Estrategia de desarrollo
Más sobre el
Plan de implantación

Un plan de implantación progresivo

Más sobre el Plan de implantación

La Figura del Parque Geológico

 El Parque Geológico no es una figura con categoría legal determinada. A diferencia de los Geoparques de la UNESCO, no está sometido a regulación alguna, más que la que se desprende de la normativa de Ordenación del Territorio que le afecta. Por ello no establece por sí mismo restricciones ni regulaciones de ningún tipo, aunque para lograr los fines de conservación del patrimonio geológico y paisajístico, se apoya en diferentes normas existentes.

En el caso del Parque Geológico de Costa Quebrada, esta normativa consiste fundamentalmente en:

También las regulaciones y normativas específicas de la red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, que incluyen dos espacios de la europea Red Natura 2000:

Además, también está sometido a los Planes Generales de Ordenación Urbana de los municipios partícipes.

Una iniciativa compartida

El Parque tiene unos objetivos claros: La conservación y el aprovechamiento social y cultural del patrimonio geológico que su territorio alberga. Para lograrlos, es necesaria una participación lo más amplia posible, lo que se traduce en la creación de una red densa de actores que colaboran en diferente medida en la consecución de los mismos.

A partir del año 2015 existe un convenio de colaboración que aúna a diferentes instituciones y organizaciones que comparten los principios del Parque Geológico.

A la asociación Costa Quebrada se unen, de este modo, los ayuntamientos de los 3 municipios implicados y 2 consejerías del Gobierno de Cantabria. Además de otras entidades, organizaciones y empresas locales, suscriben el convenio:

  • Ayuntamiento de Santander.
  • Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana.
  • Ayuntamiento de Piélagos.
  • Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación.
  • Consejería de Universidades, Medio Ambiente y Política Social.
  • Universidad de Cantabria

En el marco de este convenio se planifican anualmente las acciones encaminadas al desarrollo de las líneas estratégicas para la implantación del Parque Geológico.

 

La deriva de los continentes

La deriva de los continentes

Europa durante el Aptiense

Europa durante el Aptiense

La Geología

Cantabria, al igual que otros muchos territorios que actualmente se encuentran emergidos, no siempre estuvo conformada tal y como la conocemos. De hecho, el relieve y la línea de costa actual son muy recientes en la larga historia de nuestro planeta.

Cuando las rocas sobre las que hoy en día desarrollamos nuestras vidas y actividades comenzaron a depositarse y fraguar, parte del actual territorio cántabro se encontraba bajo el mar. Costa Quebrada se encontraba cerca de la costa de una de las numerosas islas tropicales de un gran mar mesozoico.

Este mar antiguo no se parecía a nuestro moderno Mar Cantábrico, y tampoco los continentes eran reconocibles. Esa masa de agua era una parte del antiguo Mar de Thetys, que separaba África de Europa, y, en el medio del mismo, cerca del trópico, se encontraba la actual Península Ibérica (de la que solamente emergía la mitad occidental), entonces un conjunto de islas.

Costa Quebrada se encontraba en las aguas cercanas a una de estas islas, y en esta zona sumergida, los materiales arrastrados por los ríos y corrientes y los restos de organismos marinos se acumulaban en el fondo del mar formando gruesas capas de sedimentos en los que quedaban atrapadas las pruebas y pistas que permiten actualmente reconstruir los principales sucesos que acontecieron durante los últimos 125 millones de años en este rincón de la Tierra: Colisiones continentales, elevación de cordilleras, cambios en el nivel del mar, etapas estables, cambios climáticos, extinciones biológicas y otros fenómenos han quedado para siempre petrificados a la espera de que los descifremos.

La Historia Geológica de Costa Quebrada es el relato de los eventos que tuvieron lugar en este rincón del planeta durante los últimos 125 millones de años.

Los ambientes biológicos

Costa Quebrada es un mosaico de ambientes naturales conectados:

El litoral es un corredor ecológico en el que se suceden, a modo de cinturones, el ambiente marino, la franja intermareal, las playas y dunas, los acantilados y las landas atlánticas. Allá donde los ríos alcanzan la costa encontramos ricos estuarios, que son sucedidos tierra adentro por riberas fluviales y ambientes palustres.

En el interior, de los antiguos bosques que en el pasado poblaron como un manto espeso estas tierras, tan solo quedan algunas manchas aisladas y, sobre todo, los matorrales que acompañaban a estas masas forestales, que prosperan en algunos lugares cercanos a la costa y en el pequeño macizo de El Tolío.

En el resto del Parque esos antiguos bosques fueron roturados con finalidades agrícolas primero, y ganaderas, después, de modo que actualmente los suelos están mayoritariamente cubiertos de una extensa pradería de siega, salpicada de muros de piedra seca y setos.

La plantación de pinos en el extenso sistema dunar de Liencres, a mediados del siglo XX, ha dado lugar a una masa forestal de características muy singulares.

Recordamos aquí nuestro lema “Geodiversidad engendra Biodiversidad”.